Carlos Alberto Valderrama Palacio, más conocido como «EL Pibe Valderrama» un excepcional futbolista nacido en Santa Marta – Colombia y conocido en toda Latinoamérica y el Mundo entero. Uno de los mejores futbolistas que nos ha dado su país, jugados de grandes ligas europeas, estadounidenses se hizo lucir a lo largo de su carrera, siempre apoyado por sus padres …el ex jugador Juan Valderrama y su madre Juana Palacio. Desde muy pequeño aficionado por este deporte, solía jugar después del colegio en rústicas canchas de arena de su amado barrio Pescaíto en Santa Marta – Colombia, donde tiene hoy por hoy su propia estatua. Su primer equipo que lideró fue el del Liceo Celedón donde el ídolo estudiaba…y el que lo impulsó tiempo después a jugar en forma profesional obteniendo varios reconocimientos como Mejor Futbolista de América en el año 1987 y 1993, tambien la Copa de Francia con el Montpellier en el año 1990, el campeonato colombiano con Junior en 1993 y 1995 entre otros.

Pero no solo es recordado por su fútbol, su particular cabellera y bigotito hacen que sea una de esas figuras que se logran emparentar automáticamente cuando se habla del fútbol colombiano. Los más memoriosos de su carrera recordarán grandes momentos futbolísticos de Carlos Valderrama, como cuando logró junto a su seleccionado propinarle una goleada de 5 a 0 a la mismísima Argentina en Buenos Aires, o cuando disputó el Mundial de Italia 1990 con gran suceso. Pero muchos recordarán cuando jugaba en la Liga Española para el Valladolid y en una vista al Santiago Bernabeu contra Real Madrid el jugador Míchel del equipo contrario fue pescado en el momento justo que le tocaba los genitales ante el asombro del jugador colombiano. Este hecho quedó registrado como “La tocada a Valderrama”. Carlos ‘El pibe’ Valderrama se desempeñaba como un típico armador de juego en el centro del campo de juego, pero su inteligencia y visión hicieron que su juego se destaque sobremanera. Una de sus principales características era verlo correr poco, lo cual podía hacer presagiar que era un jugador lento, pero como dijo Diego Maradona él era un jugador «que no necesitaba correr para jugar». Fue uno de esos jugadores que hacían el juego más veloz con su inteligencia, pues la velocidad de Valderrama pasaba por saber la ubicación exacta de sus compañeros y poder entregarles el balón con pases milimétricamente perfectos.

Comparte estas fotos retro en tus redes sociales!
Categoría: Deportes